• Lucía Quiroga

¿Por qué le pedimos a la gente que regrese a la oficina a tiempo completo?

Ideas sacadas del post de David Green, Why forcing people back to the office is a stupid idea”. (http://ow.ly/HR9N50Bor8q).



Y veamos ahora, precisamente cinco razones para evitar la obligada vuelta a la oficina, a tiempo completo (bueno, en el caso de la Junta de Andalucía y, en determinados supuestos, podremos dejar de ir a la oficina, para teletrabajar, un máximo de un día). 1. Las personas trabajadoras del conocimiento pueden hacer la gran mayoría de su trabajo de forma remota, sin experimentar ningún déficit de rendimiento o productividad. 2. Obligar a las personas a adaptarse a algo que consideran inseguro, irracional o contraproducente disminuirá su compromiso y lealtad y, a su vez, su desempeño. 3. Obligar a las personas a hacer cualquier cosa, sin darles la opción, denota una falta general de confianza en ellos. 4. La cultura del presentismo deberíamos haberla solucionado antes de la pandemia. Es mucho más difícil hacer el esfuerzo de medir lo que la gente realmente produce y aporta a su empleador, pero la pereza no es una excusa válida para no hacerlo o para pedirle a la gente que vuelva a trabajar. 5. Todavía está el COVID-19 presente, por lo que es posible que desee agregar problemas de salud y seguridad reales y percibidos.


Son solo algunas anotaciones, pero todo lo que leo, lo que escucho, lo que observo…, sobre el teletrabajo, aunque sea en pequeñas píldoras como ésta, no dejan de reafirmar mi creencia de que si se quiere, se puede. Y me quedo con la reflexión de Green, a la que volveré en otros escritos porque tiene fondo, mucho fondo…


“Querer comer alimentos caducados en su refrigerador porque pagó por ellos”. ¡Qué cabezonería la nuestra!

137 vistas0 comentarios

©2020 por Piensa y luego actúa. Creada con Wix.com