• Lucía Quiroga

Formar y acreditar en competencias para el teletrabajo: el Marco de referencia del INAP

Como ya sabéis, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia consta de diez políticas palanca, dentro de las cuales se enmarcan un total de 28 componentes:

PALANCA I. Agenda urbana y rural y lucha contra la despoblación.

PALANCA 2. Infraestructuras y ecosistemas resilientes.

PALANCA 3. Transición energética justa e inclusiva.

PALANCA 4. Una administración para el siglo XXI.

PALANCA 5. Modernización y digitalización del tejido industrial y de la pyme, recuperación del turismo e impulso a una España nación emprendedora.

PALANCA 6. Pacto por la ciencia y la innovación.Refuerzo a las capacidades del sistema nacional de salud.

PALANCA 7. Educación y conocimiento, formación continua y desarrollo de capacidades.

PALANCA 8. Nueva economía de los cuidados y políticas de empleo.

PALANCA 9. Impulso de la industria de la cultura y el deporte.

PALANCA 10. Modernización del sistema fiscal para un crecimiento inclusivo y sostenible.

Dentro de la palanca 4, Una administración para el siglo XXI, tenemos el componente 11, Modernización de las Administraciones públicas dentro del que el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) tiene encomendado el proyecto denominado “Desarrollo de competencias de personal empleado público para el teletrabajo”.

Como también sabéis, el proyecto de Real Decreto por el que se regula el teletrabajo en la Administración del Estado, que se encuentra en el trámite de información pública desde el pasado 15 de diciembre, prevé en su disposición adicional cuarta que: “ deberá prestarse especial atención a la capacitación de los empleados públicos para adaptarse a esta nueva manera de trabajo. En ese sentido, el Instituto Nacional de Administración Pública desarrollará un Plan de capacitación de los empleados públicos en las competencias necesarias para esta adaptación”.

Y, por otra parte, el artículo 19, apartado 1 del citado proyecto de Real Decreto establece que: “tanto la persona teletrabajadora como su superior jerárquico y la persona supervisora, en caso de no recaer dicha supervisión en la persona superior jerárquica, deberán participar en la formación sobre prestación de servicios en régimen de teletrabajo”.

Ese futuro plan de capacitación se diseñará en función de las competencias establecidas en el Marco de referencia que el INAP acaba de publicar (diciembre 2021) para poder responder a las necesidades formativas de cada perfil profesional y, en todo caso, cumpliendo con la formación en técnicas de dirección por objetivos y resultados, la planificación y gestión y el trabajo en equipo para el personal directivo y predirectivo.


Por tanto, la elaboración y publicación del “Marco de referencia de las competencias para el teletrabajo de las empleadas y empleados públicos”, que incluye elementos para la evaluación, desarrollo y acreditación de competencias, constituye el primer hito del ya citado proyecto “Desarrollo de competencias de personal empleado público para el teletrabajo” y es el primer paso para el desarrollo de un plan de capacitación y certificación que permitirá que empleadas y empleados públicos cuenten con las competencias específicas necesarias que aseguren un desempeño adecuado del servicio público.

En este Marco, aunque se han incluido parte de las competencias del Marco de competencias digitales de las empleadas y los empleados públicos, aprobado y publicado por el INAP en noviembre de 2021, se incluyen competencias específicas porque, aunque las competencias digitales son muy importantes, es necesario desarrollar otras habilidades y capacidades que garanticen un desempeño adecuado en la modalidad de teletrabajo.

Se han definido cuatro áreas competenciales, distinguiendo entre “Habilidades duras” (Hard skills) y “Habilidades blandas” (Soft skills).



Un total de 17 competencias, cada una de las cuales se divide en tres niveles:


- Nivel Básico (A): es capaz de interpretar y evaluar el conocimiento incluido en la competencia. Puede, por tanto, comunicarlo presentando argumentos coherentes.

- Nivel Intermedio (B): tiene una comprensión y un análisis crítico del conocimiento incluido en la competencia.


- Nivel Avanzado (C): posee una comprensión crítica y sistémica del conocimiento incluido en la competencia. Puede emitir juicios y proponer soluciones.

HABILIDADES DURAS

Hacen referencia a los conocimientos y habilidades sobre una materia específica que van a permitir desempeñar de forma eficaz y eficiente tareas en la modalidad de teletrabajo.


Se han especificado competencias directamente relacionadas con las habilidades tecnológicas (Competencias Digitales) y otras, de carácter organizativo (Competencias Organizativas), relacionadas con el trabajo por objetivos y la evaluación del desempeño, porque en la modalidad de teletrabajo, por un lado, es imprescindible una mayor y mejor capacitación en el uso de las herramientas informáticas y, por otro, se hace necesario establecer sistemas de gestión y control que ordenen y planifiquen las necesidades para garantizar los resultados que la organización requiere.

Dentro de las Competencias Digitales se establecen dos bloques de competencias:

- Alfabetización digital, información y datos:asegurar el conocimiento de los conceptos y términos básicos para poder trabajar en entornos digitales y de ofimática. Así, por ejemplo, sería el caso de identificar, localizar, obtener, almacenar, organizar y analizar información digital, gestionar datos y contenidos digitales, evaluando su finalidad y relevancia para las tareas del puesto de trabajo.


- Seguridad: asegurar la protección de la información y los datos personales, los dispositivos, la identidad y los contenidos digitales, la adopción de medidas de seguridad y el uso de la tecnología de modo responsable y saludable.

Dentro de las Competencias Organizativas, tenemos las competencias correspondientes a Orientación a Resultados: conseguir los resultados fijados por la organización a partir de la dirección por objetivos, siguiendo los criterios y pautas establecidos, proponiendo acciones encaminadas a la mejora continua de los mismos.


HABILIDADES BLANDAS

Aquellas competencias vinculadas con las actitudes y el comportamiento de cada persona en su desempeño social, de liderazgo y manejo emocional.

Se han estructurado en Competencias de relación y en Competencias de gestión. En la modalidad de teletrabajo, la comunicación, tanto con nuestros compañeros y compañeras, como con otras personas interlocutoras, cambia, al igual que lo hace nuestra organización del tiempo. Por otra parte, el trabajo colaborativo y de reparto de responsabilidades dentro de los equipos adquieren una gran relevancia.

En las Competencias de relación, tenemos el bloque de Comunicación y colaboración, que incluye:

- Los métodos y herramientas de comunicación y colaboración disponibles en la administración y que las personas empleadas públicas necesitan dominar.

- La utilización correcta de métodos de comunicación e intercambio digital.

- El manejo del concepto de identidad digital y sus implicaciones en el acceso a los servicios públicos.

- Reconocer el valor atribuido a las comunicaciones enviadas por sede electrónica.

En las Competencias de gestión, tenemos los siguientes bloques:

- Resolución de problemas:identificar las necesidades de uso de recursos digitales y tomar decisiones informadas sobre las herramientas digitales más apropiadas. Resolver problemas técnicos y problemas conceptuales a través de medios digitales. Actualizar la propia competencia y la de otros mediante el aprendizaje.

- Gestión personal y del entorno:gestionar el tiempo de trabajo para la consecución de los objetivos establecidos, organizar el espacio físico de teletrabajo y las relaciones con las personas con las que lo compartimos. Ser conscientes de los riesgos para la salud y el medio ambiente relacionados con el uso de la tecnología.

- Trabajo en equipo: capacidad de participar activamente en la búsqueda de una meta común, y gestionar el rendimiento del equipo aunando voluntades y esfuerzos.

Finalmente, el documento aporta como anexo los Perfiles competenciales genéricos para enmarcar los puestos de trabajo que lo hagan en la modalidad a distancia y la propuesta de nivel de competencias que la persona debe tener en cada nivel.

Se definen tres perfiles profesionales a los que asociar un puesto de trabajo identificado previamente como susceptible de prestar servicio en la modalidad de teletrabajo:

- Perfil I. Persona teletrabajadora: personal empleado público que no gestiona equipos de trabajo ni tiene asignadas tareas de responsabilidad dentro de la organización.

- Perfil II. Persona teletrabajadora con responsabilidad en la de gestión de equipos: personal empleado público que gestiona equipos de trabajo.

- Perfil III. Persona teletrabajadora directiva y predirectiva: personal empleado público que gestiona equipos de trabajo y tiene ejerce funciones directivas, predirectivas o de asesoramiento.


Ya tenemos las competencias detectadas como necesarias. Ahora hace falta ver cómo las medimos para saber y comprometernos a esa formación, que nos capacite para dar los servicios públicos de manera excelente también teletrabajando.


129 visualizaciones0 comentarios